El eléctrico de Lisboa

El eléctrico de Lisboa es sin duda uno de los atractivos turísticos más importantes de Lisboa. La línea más emblemática es la del número 28 que fue inaugurada en 1914 y parte desde la Praça Martim Moniz hasta Los Prazeres (entre Graça y Estrela).

Este inusual medio de transporte ha conseguido sobrevivir  a la aparición de coches y autobuses, ya que es la mejor forma de cruzar las angostas calles y los rincones estrechos de los barrios históricos. Ir en tranvía se torna un viaje turístico diferente y eco, ya que funciona con energía limpia, la eléctrica. Para los habitantes de Lisboa es normal utilizarlo y sin duda el eléctrico ofrece un sentimiento de nostalgia y mágico cuando suena su campanilla.

Los tranvías están construidos en madera con una capacidad de 20 sentados y 38 de pie (aunque caben muchas más personas). Los intervalos medios entre cada uno son de unos 15 minutos, y el viaje completo dura entre 45 minutos y una hora (a una velocidad máxima de 50km / h), dependiendo siempre del tráfico. Los primeros viajes del día comienzan a las 6 de la mañana, y el último tiene lugar a las 23 horas.

El billete se puede comprar directamente al conductor, pero la mayoría de los usuarios usan pases pre-cargados, incluyendo muchos turistas que compran la tarjeta de Lisboa (recomendado para evitar tener que comprar un billete en cada viaje y ahorrar dinero).  Accede al link oficial de la web de carris pinchando aquí.

En los últimos años el ayuntamiento de Lisboa ha acondicionado nuevos eléctricos de color verde y rojo además del típico, de color amarillo. El motivo, la proliferación del turismo. Estos tranvías para turistas, con horarios y recorridos más extensos y por contra más caros.

Durante el recorrido podrás deleitarte de los azulejos que rodean las fachadas de Alfama, verás los monumentos más antiguos desde las calles más angostas, te cruzarás con otros eléctricos siguiendo en el sentido opuesto, y repararás en detalles que no notarías si fueras andando.

No lo dudes y si visitas Lisboa móntate en la línea 28 y disfruta.

Si ya estuviste en Lisboa y te encanto la experiencia, te sugerimos adquirir este precioso souvenir retro del eléctrico de Lisboa. Más que un objeto para decorar, esconde el sentimiento de nostalgia por lo antiguo y lo puro, el emblema de la capital Lusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *